Monográfico SUPER SCALER (XXXII): GP RIDER

16141201

Título: GPライダー (GP Rider)

Producción/Desarrollo: SEGA

Lanzamiento en Japón: octubre 1990

Hardware: X Board

Tamaño de ROM: 54 Megabits

Aunque muchos aficionados puedan criticar el hecho de que GP Rider suponía para SEGA el cuarto juego de conducción de motos en cinco años, bastan un par de partidas para entender que este es un arcade no sólo con entidad propia, si no muy alejado de los anteriores Hang-On, Super Hang-On o Racing Hero. Tal es así, que se podría sentenciar que sólo comparten la temática, así como su posición como referencias en su género.

0050

Probablemente, el punto que contrasta de forma mas llamativa con respecto a los anteriores videojuegos de motociclismo de la casa, es la ambientación; mientras que en aquellos, la estructura se basaba en la lucha contrarreloj por tramos delimitados, aquí se intenta replicar el desarrollo de una carrera en circuito cerrado. Pese a que siga existiendo un tiempo límite a cumplir para evitar el Game Over anticipado, el verdadero objetivo reside en completar las cuatro vueltas de las que consta una partida en la mejor posición posible. Nuestra carrera comienza siempre desde una parrilla de formación a moto parada; en la versión japonesa, la posición depende del tiempo logrado en una vuelta inicial de clasificación, mientras que en las versiones occidentales el puesto de salida es fijo.

0002
Salida de la vuelta de calificación, exclusiva de la versión japonesa.

Aunque solamente existe un trazado, al menos éste es de trazado original y muy técnico. Su ornamentación es la habitual en los circuitos de Gran Premio de aquella época, con los límites de la pista delimitados por hierba y diferentes obstáculos, como carteles, balas de paja o árboles. En GP Rider, incluso la salida de pista mas ligera se paga con una abrupta pérdida de velocidad; si tenemos la mala suerte de impactar a cierta velocidad contra alguno de los obstáculos existentes, saldremos catapultados de la moto, perdiendo mucho tiempo y toda oportunidad de acabar en buena posición.

0013

0085
La máxima puntuación posible, acabando todas las vueltas en primera posición, son 105 puntos.

Otra peculiaridad con respecto a otros arcades de conducción, es el método elegido para medir el desempeño del jugador. En sustitución del habitual sistema de puntuación basado en la distancia recorrida o el no tan popular, consistente en medir el tiempo total empleado, en GP Rider se puntúa según la posición en la que se complete cada una de las vueltas de carrera. Si el jugador completa las cuatro dentro del tiempo límite, se hace la suma total de puntos, añadiendo un bonus adicional, cifra en la que se basa el ranking de mejores jugadores.

Al carecer de mas circuitos u otras opciones de juego, una vez se consigue terminar la carrera en primera posición y con el máximo de puntos, el interés del juego se resiente enormemente, salvo si se tiene la suerte de poder competir contra otra jugador, pues tanto en la cabina Deluxe (similar a la de Super Hang-On), como en la Standard para jugar de pie, se incluían dos unidades gemelas interconectadas. No obstante, conocer las trazadas o velocidad de paso por las curvas y dominar el sistema de control (mas complejo que en los juegos anteriores), no está al alcance de cualquiera. En concreto, la marcada tendencia de nuestra moto a buscar el exterior de las curvas requiere de un periodo de aprendizaje para lograr dominar el uso de acelerador y freno, necesario para corregir el efecto. Aunque al principio puede llegar a resultar frustrante, una vez se comprende y domina la técnica necesaria para ir rápido, se puede llegar a disfrutar mucho con este GP Rider.

0069

Para lograr los mejores tiempos, es necesario seleccionar la transmisión manual; una opción con la que se llega a rodar ligeramente más rápido, a cambio de complicar bastante el pilotaje, pues el rango de potencia útil de cada marcha obliga a cambiar con mucha precisión para evitar que la moto se quede sin fuerza. A destacar que, según la transmisión escogida, cambian los colores de nuestra moto e incluso la música de acompañamiento…músicas que suponen otro de los alicientes del juego, pues corren a cargo de Hiroshi Kawaguchi “Hiro” que, una vez más, deleita al jugador con unas composiciones rebosantes de inspiración y calidad instrumental. En concreto, la que acompaña a las carreras con cambio automático está, para nosotros, entre las mas brillantes que ha sonado nunca en un videojuego de este tipo. En lo concerniente a los efectos sonoros, destacamos la simulación del sonido de los motores de dos tiempos, propio de las motos de Gran Premio de entonces. El resto de efectos pasan desapercibidos, lo que no debe considerarse como algo negativo.

0027

En lo referente al apartado visual, lo mas observadores ya lo habrán podido comprobar en las pantallas que ilustran el artículo: el look que desprende GP Rider es muy diferente al del resto de juegos de motos de aquellos años. Lo mas llamativo quizá sea la perspectiva trasera utilizada, cuyo ángulo y distancia con respecto a la moto le otorga mucha vistosidad. Las animaciones del piloto hincando rodilla o de la suspensión trasera absorbiendo las irregularidades de la pista contribuyen mucho al espectáculo. La contrapartida es que dicha perspectiva impide a veces visualizar correctamente la entrada de las curvas, obligando a tomarlas casi a ciegas.

0076

Desgraciadamente, la representación gráfica del juego carece de la brillantez artística del resto de juegos Super Scaler de SEGA. Por alguna razón que no alcanzamos a entender, los gráficos están dibujados con una definición inferior a la habitual, lo que salta a la vista en cualquier elemento de los fondos: todo se ve tremendamente pixelado, echando por la borda el buen trabajo realizado en la reproducción de las motos o su movimiento. Los bordes negros que delimitan los marcadores, también contribuye nmucho a ello; un detalle que, además de resultar grosero, resta tamaño de visualización y nos obliga a considerar GP Rider como un arcade con peores gráficos que sus antecesores, Super Hang-OnRacing Hero.

0060


Como en muchos otros arcades de conducción, la posibilidad de adaptar GP Rider a consolas u ordenadores domésticos de forma fiel era inviable. No ya por la imposibilidad de recrear su apartado gráfico, si no por la escasa vida útil de su desarrollo. Sólo una conversión totalmente transfigurada podría tener salida. Una iniciativa que no se llevó a cabo en la época de la recreativa (se llegó a plantear una versión para Mega Drive, finalmente abortada), pero en una de esas decisiones que resultan difíciles de entender sin conocer los pormenores, SEGA rescató en 1993 la denominación GP Rider para sendos juegos de motos con destino Master System y Game Gear.

GPRGG
Carátula de la edición japonesa para la portátil Game Gear.

Aunque para entonces la recreativa ya había pasado de moda, estas adaptaciones sólo conservaban el nombre y la temática. La versión para Master System, integrante de la oleada de juegos que SEGA preparó para los últimos estertores de la vida comercial de la consola, tiene detalles muy loables, pero falla estrepitosamente en lo mas importante. A pesar de la incorporación de varios modos de juego (incluído un campeonato), de la posibilidad de cambiar algunos parámetros de la moto y de un modo de dos jugadores poco común es la consola, el desarrollo de las carreras era demasiado tosco y aburrido. La pantalla partida permanentemente no ayudaba, así como tampoco los insufribles efectos de sonido.

0001
En las partidas a un jugador, la otra mitad de la pantalla la ocupaba un jugador virtual, con una inteligencia artificial mejor de lo esperable.
gpgg
El parecido con Super Hang-On llama poderosamente la atención.

Casi medio año después, SEGA lanzó una versión para Game Gear que, sorprendemente, no conserva casi nada de la anterior. De hecho, se puede considerar mas bien una versión ocho bits del por entonces ya clásico Super Hang-On: distintos modos de juego (incluyendo uno que replica el de la recreativa, con sus rutas continentes), mismas posibilidades de configurar la moto que en Master System y un modo link para dos jugadores con sendas Game Gear. A destacar la asombrosa sensación de velocidad, mucho mejor que en la célebre versión de Super Hang-On para Mega Drive. Sin duda, un indispensable del catálogo de esta portátil.


Como en otras ocasiones, recurrimos al fantástico canal japonés de YouTube Replay Burners para incluir dos partidas a la recreativa (cambio automático y manual) en las que el jugador logra completar el juego, no ya sólo acabando en primera posición, si no además con unos tiempos por vuelta impresionantes.

Anuncios

2 comentarios en “Monográfico SUPER SCALER (XXXII): GP RIDER

  1. Sergiomode

    Esta recreativa sí que la llegué a jugar, no recuerdo en qué mueble pero me imagino que llevaría algún manillar de moto.
    En su momento me pareció espectacular, aunque como en este tipo de juegos, no jugaba mucho porque he sido siempre muy manco.
    Muy curiosa la versión de Game Gear, con la foto diría sin dudarlo que es el Hang-On, y por lo que comentas es un juego bastante bueno, el de Master System en cambio da horror verlo en ese pantallazo.
    Muy buen artículo y un saludo.

    1. La versión para Game Gear es una de las sorpresas mas agradables que nos hemos llevado en la preparación de estos monográficos. La fluidez y la sensación de velocidad que transmite supera de largo la de la famosa versión para Mega Drive de Super Hang-On, lo que resulta muy significativo.
      Sin duda, es de lo mejor que se ha llegado a programar nunca en esta portátil.
      ¡Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s