Monográfico SUPER SCALER (XI): CONTINENTAL CIRCUS

cc

Título: コンチネンタルサーカス (Continental Circus)

Producción/Desarrollo: Taito

Lanzamiento en Japón: marzo 1988

Hardware: Taito Z System

Tamaño de ROM: 45 Megabits

Tras el mediocre resultado cosechado unos meses antes por el primer trabajo de Taito dotado de la técnica scaling, el ya analizado Full Throttle, la gigante japonesa volvía a intentarlo con un nuevo juego de conducción programado con el claro objetivo de responder a SEGA y Namco.

En esta ocasión, se decidía aprovechar la enorme popularidad que tenía en ese momento la Fórmula 1 en muchos otros países para tomarla como marco de una producción que, sobre el papel, presentaba diversos alicientes.

0037
El monoplaza que pilotamos se parece sospechosamente al de Satoru Nakajima, el piloto japonés del momento.

A nivel técnico, Continental Circus estrenaba un nuevo hardware denominado Taito Z System. Aunque compartía arquitectura con la placa de Full Throttle, la evolución radicaba en los nuevos chips gráficos que presentaba la placa de vídeo y que en teoría permitían doblar el rendimiento en la gestión de sprites.  Una placa que enseñó músculo en futuros arcades de Taito que trataremos en su debido momento, pero que en este estreno no dio demasiadas pistas de sus capacidades.

0002
Aunque podíamos superar los 400 km/h  la sensación de velocidad no era elevada.
0006
Esto se supone que es Madrid…

Estamos ante un videojuego en el que dificilmente se puede hagalar nada a nivel técnico y artístico, ni siquiera en el contexto de la época. Gráficamente alterna detalles correctos con otros que rondan la mediocridad. Entre los primeros podemos mencionar la abundancia de elementos en pantalla -sin provocar además ralentización alguna- o la recreación de la lluvia, mientras que entre lo mejorable está casi todos lo demás: diseño de coches y fondos poco elaborado, animación tosca, accidentes y explosiones ramplones…demasiado poco para competir con Out Run, Wec le Mans 24 o Final Lap. Ni siquiera la excéntrica incorporación del efecto 3D mediante señal estereoscópica conseguía mejorar la cosa. Efecto que dicho sea de paso, pedía a gritos su desactivación desde el correspondiente interruptor de la placa.

cc2
Para lograr una imagen de la cabina de este juego ha sido necesario recurrir al folleto original. La ausencia de movimiento alguno en la misma deja claras las escasas ambiciones que Taito tenía depositadas en este título.

Tampoco hay objeto para ensalzar  el apartado sonoro. Cada uno de los ocho escenarios tiene una pequeña composición musical a modo de entradilla,  pero las melodías son vulgares y carentes de gracia. Por su parte, los efectos sonoros de los impactos o accidentes son contundentes, pero no consiguían olvidar el dolor de oídos que provocaba el desagradable ruido que programaron para simular el sonido de los motores.

0021

La mecánica y desarrollo de Continental Circus resultan interesantes ya que ostentan cierta originalidad: se basa en una temporada de ocho Grandes Premios en la que partimos desde el puesto centésimo y nuestro objetivo es ir escalando posiciones carrera a carrera y terminar el octavo circuito entre los puestos del podio. El final de la partida se puede desencadenar por no llegar al punto de control dentro del tiempo límite o bien por terminar la carrera por debajo de la posición fijada como objetivo.

0029También resulta interesante que las condiciones climatológicas puedan cambiar a lo largo del Gran Premio, obligándonos a entrar en boxes para cambiar los neumáticos o que los impactos contra obstáculos o rivales se castiguen con una avería, obligando a perder tiempo en boxes o al abandono si la ignoramos. Una mecánica de juego ingeniosa que no obstante creemos que sería mas apropiada para una temática basada en carreras de resistencia o en rallies que para la Fórmula 1. Deja la sensación de que se hubiese diseñado para otro tipo de carrera y decidiesen cambiar la temática a raíz del boom de la F1.

SEGUNDO PINCHAZO DE TAITO.

0050

Con todo lo expuesto, es obvio no resulta extraño que pasase sin pena ni gloria en el sector arcade, sobre todo en Japón. Sólo se convirtió a los ordenadores de 8 y 16 bits de la época (ZX Spectrum, Commodore 64, Amstrad CPC, MSX, Amiga y Atari ST) y, mas recientemente, dentro de los excelentes recopilatorios Taito Memories / Taito Legends.

A pesar de lo expuesto, como nos gusta ser justos, tenemos que decir que nos hemos llegado a divertir con Continental Circus.  La dificultad está francamente bien medida: es exigente, pero dentro de unos límites. Además, a pesar de su relativa tosquedad, su control es mucho mas intuitivo que el de Final Lap o Wec Le Mans 24. Es verdadera lástima que no se acompañase esta original mecánica y desarrollo con un apartado audiovisual un poco más trabajado y homologable a lo que ya ofrecía la competencia.

Segundo fiasco de Taito en su intento de responder a SEGA o Namco. Afortunadamente, a la tercera fue la vencida, como próximamente confirmaremos en otro capitulo.

0041

Anuncios

3 comentarios en “Monográfico SUPER SCALER (XI): CONTINENTAL CIRCUS

  1. Mitchell

    Hola. Excelente artículo, como siempre. Tan solo un detalle, el juego sí que tuvo varias conversiones a ordenadores de la época, entre ellos el Amiga o el Spectrum. De hecho, me extraña que hayas hablado de la baja popularidad del título, pues yo recuerdo en su día que era un arcade bastante conocido y apareció en revistas como Crash o Your Sinclair. Según la wikipedia fue un título comercialmente exitoso, tanto en arcades como en conversiones domésticas, sobre todo en el Reino Unido.

    1. ¡Hola! Muchísimas gracias por tu aportación. Efectivamente, en el proceso de elaboración del artículo descubrimos la existencia de conversiones occidentales de este juego. El motivo del “gazapo” es que nos hemos equivocado al programar el día de publicación de este artículo y no no lo habíamos corregido todavía. A los largo de las próximas horas modificaremos este y algún otro detalle que queríamos corregir.
      En cuanto al presunto éxito del juego, sí que es verdad que parece que en Europa llegó a tener algo mas de popularidad, pero en Japón y EEUU pasó sin pena ni gloria. Gracias de nuevo y un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s